titgdifusion

Reflexionan sobre movilidad y transporte, espacios públicos y comercio en los centros históricos de las ciudades.

De izquierda a derecha: Javier Delgado, PUEC y Ricardo López Santillán, responsable de la Red de Centros Históricos de Ciudades Mexicanas.

Expulsar a los autos y peatonalizar los centros históricos, planteó Javier Delgado durante conferencia magistral en el Seminario.

 

Del 20 al 22 de junio la Red Temática de CONACYT Centros Históricos de Ciudades Mexicanas y el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales (CEPHCIS) de la UNAM, llevaron a cabo el seminario Centros Históricos Sostenibles: movilidad y transporte, espacios públicos y comercio, en la sede del CEPHCIS en Mérida, Yucatán.

Durante tres días diversos expertos de prestigiadas universidades del país debatieron las complejidades y retos que enfrentan los centros históricos en la actualidad, poniendo en la mesa temas como la contaminación ambiental, los problemas de movilidad y transporte, la conservación de su patrimonio, sus dinámicas económicas: comercio, servicios y mercados públicos, desigualdad y sostenibilidad social y los usos, gestión y planeación de los espacios públicos.

El Dr. Javier Delgado, director del Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) de la UNAM, dictó la conferencia magistral Centralidad, movilidad y complejidad. En su intervención planteó la importancia del centro para la ciudad, ya que alberga la historia, el patrimonio, las tradiciones y costumbres de cada pueblo. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO) decretó que debe ser de interés de todas las ciudades su preservación, conservación y mejoramiento.

El Dr. Delgado explicó que el centro histórico, al ser punto estratégico de la urbe, debe estar interconectado por distintos medios de transporte hacia otros puntos de la ciudad. Históricamente se ha resuelto de diversas maneras y la apuesta por el auto privado, que prevalece en nuestros días, no ha sido la más acertada, pues las ciudades acabaron diseñándose para los automóviles. Una ciudad con menos autos sería más habitable y de la misma forma, los centros históricos sin autos también, por lo que la solución está en peatonalizar las calles. Es posible hacer peatonales varios puntos del Centro Histórico de Mérida, pero se requiere voluntad política, estudios serios y contar con transporte público cómodo y eficiente. Agregó que en Mérida el suelo es peculiar, por lo que difícilmente se podría construir transporte subterráneo, sin embargo, hay otras opciones como tranvías en zonas limitadas, trenes suburbanos y transporte colectivo más pequeño. Destacó la necesidad de pensar en un transporte adecuado para los turistas, la gente de la tercera edad y los niños que transitan por el centro y poner atención a las necesidades de quienes los habitan, pues han sido testigos de su historia y evolución.

Cabe destacar que la Red está conformada por más de un centenar de investigadores de diferentes universidades de todo el país dedicados a los estudios sobre centros históricos. Actualmente el responsable de la Red Temática es el Dr. Ricardo López Santillán del CEPHCIS-UNAM.

Gracias por compartir!