La gestión integral de riesgos y protección civil de la Ciudad de México

• La actual administración se enfoca más en la prevención que en la atención de la emergencia: Myriam Urzúa, SGIRPC CDMX.

Ciudad de México, 23 de marzo de 2021.- En la actualidad, se requiere una ciudad más segura, preparada, humana, sostenible y resiliente ante el riesgo de desastres. El Programa de gestión integral de riesgos y protección civil de la Ciudad de México vigente, privilegia el enfoque de la prevención sobre la emergencia y busca fortalecer la gobernanza del riesgo de desastre.

Esto lo señaló la secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, (SGIRPC CDMX), Mtra. Myriam Urzúa, durante su conferencia magistral en el primer Congreso de Estudios sobre la Ciudad “Recuperar la ciudad hoy”, organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC) de la UNAM.

En primer lugar, se realizó un diagnóstico para identificar las zonas con mayor riesgo a fenómenos como inundaciones, sequías, tormentas eléctricas, granizadas, bajas temperaturas, sismos, deslizamiento de laderas y sustancias tóxicas e inflamables. El diagnóstico mide el factor de riesgo de las alcaldías en muy bajo, bajo, medio, alto y muy alto.

La SGIRPC cuenta con mapas para reconocer las zonas con mayores riesgos y peligros. La finalidad es saber cuál es la población expuesta y en qué grado de marginación vive en relación a la zona de la ciudad. Los indicadores de peligro algunos están a nivel AGEB, como el de peligro sísmico y el de inestabilidad de laderas.

Por ejemplo, de acuerdo con el Grado de Marginación Urbana en relación a las zonas sísmicas de la ciudad, existen más de 12 mil personas expuestas en zonas de muy alto riesgo sísmico y cerca de 100 mil en riesgo alto.

La secretaria expuso que, para rediseñar el actual Programa de gestión de riesgo de la Ciudad de México, se enfrentaron a la escasa información sobre vulnerabilidad disponible, a una incipiente cultura de protección civil, la limitada vinculación entre los distintos sectores de la sociedad y el gobierno, entre políticas públicas y a herramientas obsoletas y poco funcionales.

Por otro lado, se plantearon comprender la gestión de riesgo de desastres en la ciudadanía y el sector público; fortalecer la gobernanza de riesgo de desastres entre los distintos sectores de la sociedad; invertir en mayor medida en la prevención; y aumentar la preparación para los casos de desastres. “Anualmente se destinaba diez veces más recursos a la atención de emergencia y no a las acciones preventivas”, eso ha cambiado con la actual administración.

En primer lugar, debían fomentar y modernizar las herramientas para la prevención y el sistema de alerta sobre amenazas; en segundo lugar, elevar la cultura de la prevención en los habitantes de la ciudad, implementando plataformas de educación incluyentes sobre la gestión integral de riesgo y protección civil para la ciudadanía; y finalmente, la vinculación del conocimiento de riesgo de desastres con las políticas de desarrollo de la urbe y con el plan de ordenamiento territorial de la capital.

Para fortalecer la gobernanza de riesgo de desastres se debe transversalizar la gestión integral de riesgo; así como vincular a los sectores público, privado, social y académico, para diseñar políticas de resiliencia que se acoplen al espacio y a la población vulnerable; y, por último, gestionar los riesgos desde lo local con apoyo de los ciudadanos.

Para disminuir el riesgo de desastres y lograr una ciudad más resiliente se impulsa la inversión pública y privada; asimismo, se debe certificar que los proyectos inmobiliarios y de infraestructura pública incluyan una visión de gestión de riesgo y garantizar la implementación de la normatividad en materia de protección civil.

Para estar mejor preparados se requiere una respuesta experta en la atención de emergencias; igualmente, construir un esquema de formación y profesionalización entre los distintos niveles de gobierno, así como promover la solidaridad de la población en las emergencias.

Con la implementación del nuevo Programa de gestión integral de riesgos y protección civil se busca minimizar el número de fallecidos por desastres, reducir el número de población afectada y vulnerable, implementar herramientas novedosas en la infraestructura estratégica para atender los desastres, aumentar la disponibilidad y acceso a los sistemas de alerta temprana, aumentar las capacidades de prevención y respuesta, y en general, tener una ciudad más resiliente.

Colaboración en la redacción de Alan Atilano Castañeda Montes, PUEC.

PUEC

Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad.
Universidad Nacional Autónoma de México.

Aviso de Privacidad Integral

Aviso de Privacidad Integral del Circuito Cerrado de Televisión (CCTV)

 

Dirección

República de Cuba No. 79, Centro Histórico,
Del. Cuauhtémoc, C.P. 06010, Ciudad de México.

direccion@puec.unam.mx

Tel: (0155) 5522 5489 / 2326 / 2330.

Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución

Search